La ONU concluye que Paraguay viola el derecho de los pueblos indígenas

Inicio » INICIO » La ONU concluye que Paraguay viola el derecho de los pueblos indígenas

La ONU concluye, que el Estado Paraguayo viola el derecho humano de los pueblos indígenas al no prevenir y controlar la contaminación toxica de sus tierras ancestrales.

Este miércoles 13 de octubre, el Comité de Derechos Humanos de la ONU, concluye que el Estado Paraguayo no previene, ni controla la contaminación tóxica que afecta a las tierras tradicionales del pueblo guaraní. Debido al uso intensivo de plaguicidas en la agroindustria cercanas a las comunidades indígenas.  

Por lo tanto, viola los derechos humanos de la comunidad y su sentido de hogar. En este sentido, el comité de DDHH, afirma que, “…en el caso de los pueblos indígenas, la noción de “hogar” debe entenderse en el contexto de la relación especial entre ellos y sus territorios incluyendo su ganado, cultivos y su forma de vida como caza, forrajeo y pesca”.

Al respecto, uno de los integrantes del comité Hélène Tigroudja recalco la importancia que tienen para las comunidades aborígenes la preservación de sus tierras ancestrales.  

“Para los pueblos indígenas, sus tierras representan su hogar, cultura y comunidad. Los graves daños ambientales tienen graves impactos en la vida familiar, la tradición, la identidad de los indígenas e incluso llevan a la desaparición de su comunidad. Daña drásticamente la existencia de la cultura del grupo en su conjunto”.

La decisión del comité

La decisión del Comité, responde a una denuncia formulada por varios representantes de la comunidad indígena Campo Agua´e del pueblo indígena Ava guaraní, conformado por más de 200 habitantes en el distrito Oriental de Curuguaty.

Dicha comunidad, se ve seriamente afectada, porque está en un área rodeada de grandes complejos agroindustriales que emplean la fumigación para exterminar las plagas, en los cultivos de soja genéticamente modificada.

La fumigación, continua con químicos muy tóxicos, el uso excesivo de agroquímicos durante 10 años provoco la muerte de animales de granja que pertenecían a las comunidades indígenas, además de la destrucción de los cultivos de subsistencia, caza, pesca y otras formas de obtención de los alimentos.

Contaminando los cursos de agua y perjudicando la salud de todas las personas que habitan la zona. No solo los medios de producción de estas comunidades indígenas se ven afectada por la acción de los agrotóxicos. También, provoca la perdida de los conocimientos tradicionales. Tales como los aspectos ceremoniales, entre otras practicas culturales

“Al detener tales ceremonias, a los niños se les niega un rito crucial para fortalecer su identidad cultural. Lo más alarmante es que la estructura de la comunidad indígena se está erosionando y desintegrando a medida que las familias se ven obligadas a abandonar sus tierras”.

La ONU recomienda a Paraguay

La ONU, lamento que el Estado Paraguayo no tomara cartas en el asunto a tiempo lo que llevo a esta comunidad indígena elevar su denuncia al comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Igualmente, reprochó que Paraguay no monitoreó debidamente la fumigación y no fue capaz de prevenir los daños que esta causó.

 “Este incumplimiento de su deber de brindar protección hizo posible que la fumigación ilegal a gran escala continuara durante muchos años, destruyendo todos los componentes de la vida familiar y del hogar de los indígenas”, agregó.  

Por otra parte, el comité recomendó a Paraguay que continue con los procesos judiciales y administrativos pendientes contra todos los responsables, que indemnice a las victimas y tome las medidas necesarias para evitar violaciones similares en el fututo.  

Comparte esto...

Deja una respuesta