Mantequilla de Maní, ¡hazla en casa para la merienda!

Inicio » EFEMÉRIDES » Mantequilla de Maní, ¡hazla en casa para la merienda!

Mantequilla de Maní, ¡hazla en casa para la merienda!, es muy rica y saludable, el snack ideal para compartir con toda la familia.

La receta de hoy es para que aprendas a preparar éste versátil alimento, que te puede servir como base para unas galletas, también como crema untable o simplemente disfrutar una cucharada en un momento se ocio, a cualquier hora del día.

Este snack tiene como ingrediente principal a la legumbre que todos confunden con un fruto seco, el maní, y es que aparte de su forma y tamaño, éste posee una gran concentración de grasas, mayor a la que normalmente contienen las demás legumbres, en mi opinión es ésta la razón por la cual la gente tiende a confundirse.

Por otro lado, si consumes éste alimento regularmente le aportará a tu organismo grandes beneficios, pues es muy saludable.

Beneficios del Maní

  • Contiene gran contenido de ácido fólico, así que para las embarazadas está genial, pues previene malformaciones y problemas de gestación.
  • Su consumo contribuye al buen funcionamiento del hígado y el páncreas, ayudando a éste último a procesar el azúcar con mayor facilidad.
  • Es rico en fibra natural, lo que ayuda a mejorar la digestión y a prevenir enfermedades cardiovasculares.
  • Consumir maní a diario ayuda a elevar los niveles de serotonina en el cerebro, en consecuencia te ayuda a conseguir equilibrio hormonal, y de esa forma combatir la depresión.
  • Es rico en proteínas y antioxidantes, así que para complementar la dieta es fabuloso.

Cada 13 de octubre se celebra el Día mundial del Maní.

A continuación la receta de Mantequilla de Maní, ¡hazla en casa para la merienda!

Mantequilla de Maní

Ingredientes

  • 400 gramos de Maní pelado y sin sal
  • Pizca de sal
  • 2 cucharadas de miel ( si quieres hacerla más dulce, sino no la agregues)

Preparación

  • Toma el maní y colócalo en una sartén a fuego medio y revuelve mientras se tuesta un poco.
  • Luego agrégalo en un procesador de alimentos, puedes hacerlo en la licuadora agregando poca cantidad.
  • Procesa por unos segundos y agrega la pizca de sal, sigue procesando hasta que obtengas una consistencia cremosa.
  • Finalmente agrega la miel si deseas añadir un toque dulce a la mantequilla y ¡listo!.
Comparte esto...

Deja una respuesta