¡No te Compliques! Tips para Cuidar el Suelo de tu Jardín

Inicio » ECOLOGÍA » ¡No te Compliques! Tips para Cuidar el Suelo de tu Jardín

Si tenemos un pequeño jardín o huerto, o si planeamos hacer uno, es importante tener en cuenta las condiciones del suelo.

Es el principal actor en el crecimiento y la salud de tus plantas, y es quien le brindará los nutrientes que necesita.

Hoy, en conmemoración del Día de la Conservación del Suelo, te daré algunos consejos para mantener un suelo rico en nutrientes y amigable para tus plantas.

1. Evita que el suelo se compacte

Suelo compactado. Créditos: conservaciondesuelos.org

El suelo se compacta por fuerzas externas como el pisoteo de animales, o porque hay algo ejerciendo presión sobre el mismo.

Si notas que al cavar con una pala la tierra está muy dura, y sale en grandes terrones significa que se está compactando.

Como hay una capa muy densa en el suelo, esta impedirá que las raíces de tus plantas crezcan correctamente, así como también dificultará la absorción de nutrientes.

Para solventar esto es recomendado sembrar hierbas y evitar pisar esas porciones de tierra.

2. Siembra tus plantas separadas entre sí

Al sembrar es importante que las plantas estén un poco distanciadas.

Esto puede evitar malformaciones durante su crecimiento.

Y además si una planta se enferma o es víctima de una plaga será más difícil que se propague.

3. Ten cuidado con las lluvias

Si bien las lluvias te pueden beneficiar ahorrándote la necesidad de regar el suelo, es importante tener cuidado.

Debes controlar el exceso de agua que absorbe la tierra de la lluvia.

Para esto puedes sembrar hierbas en las zonas descubiertas de tu jardín.

La razón es simple, el follaje de las hierbas absorberá el exceso y protegerá a tu tierra de la erosión.

Otra alternativa es instalar un barril de lluvias, pero eso se utiliza más en zonas donde las lluvias causan inundaciones.

4. Quita las malas hierbas

Las malas hierbas son pequeñas, y crecen generalmente en huertos.

Aparecen en lugares donde no se desea que crezcan, alrededor de un cultivo.

No dudes en arrancarlas, ya que se dispersan con rapidez.

Incluso algunas pueden ser plantas parásitas, y esto pone en peligro todos tus cultivos.

5. Procura que tu jardín tenga diversidad

Cultivar una sola especie hará a las plantas más propensas de padecer enfermedades y plagas.

Al haber diversidad, algunas especies pueden repeler ciertas plagas.

Además que le dará un toque especial a la estética de tu jardín.

6. El Abono

Es importante que el suelo donde vas a cultivar esté fertilizado.

Esto le dará más riqueza a la tierra y le asegurará a las plantas un buen crecimiento.

Para esto puedes optar por fertilizantes orgánicos o inorgánicos (químicos).

Personalmente, prefiero los fertilizantes orgánicos como el abono o la composta.

Cuidar plantas es una responsabilidad, pero puede terminar siendo un buen pasatiempo o hobby para aliviar el estrés de la vida cotidiana y una buena opción para distraerte un rato.

También te puede interesar:

Comparte esto...

Autor: David Álvarez

Abogado, egresado de la Universidad de los Andes, Mérida.

Deja una respuesta