Trombosis ¿algo que la vacuna COVID-19 podría provocar?

Inicio » EFEMÉRIDES » Trombosis ¿algo que la vacuna COVID-19 podría provocar?

El 13 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Trombosis, una fecha que pretende concientizar con respecto a las causas, factores de riesgo, síntomas, prevención y tratamientos de esta enfermedad con el objetivo de reducir las muertes prematuras y la discapacidad que puede provocar.

La razón por la cual se eligió el 13 de octubre para el Día Mundial de la Trombosis, se debe al nacimiento de Rudolf Virchow, el médico que descubrió y describió la patología de la trombosis, haciéndola conocida y comprensible para todos hoy en día.

La trombosis es el factor número uno responsable de las tres causas de muerte cardiovascular más importantes en el mundo – infarto agudo de miocardio, accidente cerebrovascular y tromboembolismo venoso, de hecho, 1 de cada 4 personas en todo el mundo mueren por afecciones provocadas por trombosis.

Asimismo, un diagnóstico preciso y seguro es indispensable para mantener la buena salud de los pacientes y contribuir al éxito de su tratamiento.

Por otro lado, resulta importante diferenciar entre trombosis arterial y trombosis venosa ya que para cada una de estas variantes existen diferentes factores de riesgos.

Para la trombosis arterial existen factores de riesgo como: hipertensión, diabetes, sedentarismo, sobrepeso, hipercolesterolemia, entre otros

En este sentido, la trombosis venosa suele ser una consecuencia del sedentarismo, las varices, el reposo prolongado, los viajes prolongados, el tratamiento hormonal, las enfermedades neoplásicas, entre otros.

Cabe destacar que algunas vacunas para el COVID-19 son factor de riesgo para esta patología

Específicamente, las vacuna que utilizan vectores adenovirales, como las de AstraZeneca y Johnson and Johnson, se asocian al trastorno de la coagulación VITT, provocado por anticuerpos inusuales contra las plaquetas de la sangre que se activan con la vacuna.

Un estudio de la Universidad McMaster de Canadá mostró a nivel molecular, cómo estos anticuerpos inusuales se adhieren a los componentes de las plaquetas de la sangre provocando que desencadenen la formación de coágulos.

«Los anticuerpos se adhieren a la proteína plaquetaria llamada factor 4 de las plaquetas (PF4) en una orientación muy única y específica, que les permite alinearse con otros anticuerpos y plaquetas en la formación precisa que conduce a un círculo vicioso autoperpetuado de eventos de coagulación».

Ishac Nazy, principal autor de la investigación canadiense.

Cabe mencionar que en los últimos años se ha avanzado con respecto al tratamiento de la trombosis, sobretodo porque ya existen los estudios necesarios para prevenir el desarrollo del padecimiento.

Un vial de la vacuna del covid de AstraZeneca.

Entre los más simples se encuentra el doppler venoso o arterial, mismo que permite determinar si la trombosis es venosa o arterial.

El día de hoy recomendamos una buena alimentación baja en grasas saturadas, hacer ejercicio o deporte al menos tres veces a la semana y tomar suficiente agua ya que la buena circulación y la hidratación mucho tienen que ver.

Comparte esto...

Autor: Cesar Augusto

Soy fotógrafo profesional y artista polifacético, me apasiona el intercambio cultural, los idiomas y las nuevas ideas. El mundo se mantiene girando y en constante cambio, no podemos evitar el curso del río, solamente colocar los troncos en el lugar correcto y eso es lo que hacemos al contar la realidad actual, las conclusiones finales...a usted le pertenecen.

Deja una respuesta